i
Seleccionar página

 Antígenos, Anticuerpos y Acupuntura

 Antígenos, Anticuerpos y Acupuntura

Autor. Juan Pablo Moltó.

Es importante conocer que son y para que sirven.

Los antígenos.

Según el diccionario son sustancias que al introducirse en el organismo induce en este una respuesta inmunitaria, provocando la formación de anticuerpos. Por lo general son sustancias extrañas provienen del ambiente, como químicos, bacterias, virus o polen. También se puede formar dentro del cuerpo. Para entender como se puede formar dentro del cuerpo humano sería necesario entender que es un Autoantígeno.

Los autoantígenos.

Son un tipo de proteína de la membrana celular, específicas de cada individuo, que hace posible que las células de nuestro sistema inmunitario reconozcan a nuestras células como propias y no las ataquen. En nuestra especie, los autoantígenos están sintetizados a partir de un conjunto de genes situados en el cromosoma 6, que se denomina MHC (complejo mayor de histocompatibilidad). Sólo cuando el autoantígeno sea anómalo (es el caso de muchas células tumorales), o vaya asociado con un antígeno extraño, la célula portadora será atacada por las células del sistema inmunitario.

Ejemplos de antígenos generados por el cuerpo son:

Ciertos antígenos tumorales. Sabemos que diferentes antígenos que se expresan en las células malignas son capaces de provocar una respuesta inmunitaria.

Dos son los principales el antígeno específico de tumor, (AET) que solo aparecen en las células malignas y no están en las demás, y los antígenos asociados a tumores (AAT), en este caso si que pueden aparecer en las células normales, pero se sobreexpresan en las cancerosas.

Es por esto por lo que determinados antígenos tumorales se usan para saber si un paciente puede tener un tumor maligno, llamándoles en este caso marcadores tumorales. El estudio y detección de antígenos tumorales es de importancia para el desarrollo de tratamientos basados en la inmuno-oncología contra el cáncer.

Anticuerpos también conocidos como inmunoglobulinas Ig

Los anticuerpos son glucoproteínas generadas por nuestro sistema inmunológico adquirido. En concreto de las células B también se le llaman linfocitos B, que desarrollan la respuesta humoral.

Las células B maduras, tienen en su membrana receptores específicos, que son los anticuerpos, que sirven como receptores de antígenos.

Células B

Células B

Estas células patrullan nuestro organismo, si estas células no son estimuladas por antígenos acaban muriendo por apoptosis, sin embargo, si por el contrario son estimuladas por algún antígeno que coincide con su paratopo se generaran dos posibles reacciones que generaran dos tipos de células:

  1. Células plasmáticas, que producen gran cantidad de anticuerpos (mueren a los días) y,
  2. Células B de memoria, que guardan la memoria del antígeno (vida indefinida)

Una Ig está formada por 4 cadenas polipeptídicas: dos pesadas (H) y dos ligeras (L), se unen entre si mediante un puente de disulfuro.

Es importante saber que: las cadenas H y L presentan dos dominios

(V) variable: que es el que reconoce al antígeno al unirse a él, gracias a la forma de este. A esta parte se le llama (paratopo).

(C) constante: que es el dominio que se une a las células inmunes para activarlas.

Importante hay que señalar que el paratopo se une al epitopo (determinante antigénico) que es la parte del antígeno que reconoce.

Inmunoglobulinas y Acupuntura

Inmunoglobulinas y Acupuntura

 

Los anticuerpos generan tres tipos de reacciones inmunes:

Neutralización: Impiden que los patógenos entren en la célula

Opsonización: Se unen al antígeno para que las células inmunes le ataquen

Lisis: Destruyen el agente patógeno.

Tipos de anticuerpos

Inmunoglobulinas A: Estas están en las mucosas, saliva, lágrimas, leche etc… Reaccionan frente a microorganismos patógenos

 Inmunoglobulinas D: Estas están en poca cantidad siendo un receptor de antígeno de las células B.

 Inmunoglobulinas E: Estas están presentes en la reacción alérgica y desencadenan la liberación de histamina por los blastocitos y monocitos. También reacciona ante parásitos.

 Inmunoglobulinas M: Se liberan ante la primera exposición a un antígeno, pueden encontrarse en la membrana de la célula B a modo de receptores o de forma molecular. Es la primera Ig en la respuesta inmune frente a un antígeno hasta que ya hay bastante IgG.

 Inmunoglobulinas B: se produce tras varias exposiciones al Ag, es el único anticuerpo que se trasmite de la madre al hijo.

 Acción de la acupuntura en relación con las inmunoglobulinas.

Según el trabajo de Alfredo Embid, los puntos que mayor acción tienen sobre las inmunoglobulinas en general son: 14DM, 25E, 27E, 37E, 36E, 4IG, 39VB, 23V.

Hay varios trabajos publicados en China sobre la disentería bacilar aguda Maolian Q, et al (1980)[1], observándose como la acupuntura reportaba un aumento de las inmunoglobulinas beta y gamma IgA. IgM, IgG, además de favorecer los factores de complemento.

Virus y Medicina China

Virus y Medicina China

IgE

Como sabemos estas están presentes en as alergias, un estudio reciente mostró que el tratamiento con acupuntura ejerce efectos inmunomoduladores en pacientes con Rinitis alérgica, Calderon MA, Alves B, Jacobson M, et al [2]. En un metaanálisis realizado por Feng et al (2005)[3] se constato que los niveles séricos de IgE en tres ensayos estudiados mostraron una disminución significativa de IgE para el grupo de acupuntura en comparación con el grupo de control. Este resultado mostró evidencia sólida y consistente de que el tratamiento con acupuntura conduce a respuestas favorables en los resultados inmunológicos, que han demostrado ser útiles en ensayos de modalidades terapéuticas comprobadas, como la inmunoterapia con alérgenos específicos. Aunque estos datos son de interés para comprender la fisiopatología del proceso patológico subyacente y los mecanismos de acción del tratamiento, reconocemos que su importancia clínica sigue sin estar clara[4]. El punto utilizado fue en la mayoría de los estudios el 36E Zusanli.

Conclusión:

después de la revisión de varios trabajos los puntos más interesantes para ayudar a nuestro sistema a fabricar anticuerpos son: 36E – 14DM – 4IgG.

[1] Maolian Q, et al (1980) Researches on treatment of acute bacillary dysentery by acupunture. In Acup. And Acup. Anesth, p. 2. 1982

[2] Calderon MA, Alves B, Jacobson M, et al. Allergen injection immu- notherapy for seasonal allergic rhinitis. Cochrane Database Syst Rev (1):CD001936, 2007.

[3] Feng, S., Han, M., Fan, Y., Yang, G., Liao, Z., Liao, W., & Li, H. (2015). Acupuncture for the Treatment of Allergic Rhinitis: A Systematic Review and Meta-Analysis. American Journal of Rhinology & Allergy, 29(1), 57–62.doi:10.2500/ajra.2015.29.4116

[4] Calderon MA, Alves B, Jacobson M, et al. Allergen injection immunotherapy for seasonal allergic rhinitis. Cochrane Database Syst Rev (1):CD001936, 2007.

 

¿Te gusta? ¡COMPARTE!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *