i
Seleccionar página

Plantas Mágicas y Medicina China.

Plantas Mágicas y Medicina China.

Sù Wèn.

Capítulo: Sobre la Verdad Celeste en tiempos antiguos.

Shang Gu Tian Lun; se dice:

(Extraído del Tratado:

TRATADO

Yang Sheng Zhi Dao

Método para a alimentar la vida

养生之道

Prof. Moltó Ripoll. Juan Pablo.

En la antigüedad media vivieron hombres esenciales que se esforzaron en dominar el estado por medio de sus virtudes puras y honestas, de forma que pudieron permanecer en armonía con el yin y yang, ajustarse a las cuatro estaciones, mantenerse aparte del mundo y las costumbres, acumular su energía pura y perfeccionar sus espíritus, viajar entre el cielo y la tierra ver cosas y oír sonidos de lugares lejanos en las ocho direcciones #6. Tales cosas contribuyen a la longevidad y la fortaleza, y, al igual que los hombres verdaderos, se dedican al Tao.

#6. Esta parte del libro siempre me ha llamado la atención, pues aún no siendo el tema de este tratado, que seguro dará para otro tratado, en los clásicos siempre se habla de que los sabios, oían y veían cosas.Parece ser que no estaban accesibles al resto de los congéneres. En este pasaje del Sù Wèn se dice “Viajar entre el cielo y la tierra” (Tian dì-Universo). Otro de los grandes de la Medicina China fue el famoso, Médico Mágico, Bian Que, se sospecha que nació sobre el siglo V a.C, cuenta una leyenda que:

Bian Que, cuando era joven trabajaba de mozo en un mesón, al cual siempre acudía un tipo peculiar, llamado Chang Sanjun, parece ser que generaron una amistad entre ellos, pues pasaron muchos años viéndose, hasta que Chang Sanjun le dijo:

 – Tengo algo muy importante y secreto, por desgracia ya soy muy viejo y deseo trasmitírtelo a ti. Bian Que, asistió y escucho, el viejo saco unas “hierbas” de su saco, el cual tenia siempre encima y le dijo, – Toma estas hierbas y extrae sus principios con el roció de las plantas y los arboles, y solo después de treinta días, podrás observar cosas especiales.

A partir de ese momento Bian Que dejo de ver al anciano. Llevo a cabo lo que le trasmitió Chang Sanjun y así fue como sucedió, a los treinta días, algo paso en su ser, pues podía ver más allá de lo normal, localizaba las enfermedades solo observando a las personas, y solamente tomando el pulso podía determinar la enfermedad.

Es curioso verdad, en el Sù Wèn, se habla de poder viajar a través del cielo y la tierra, y Bian Que, podía ver cosas que otros no podían, de hecho, también se le llamaba el “hombre pájaro”, sin duda curioso. Y sobre todo, nos hablan de una edad ancestral (neolítica) en la cual, ese ser sabio algo hacía que le permitía ver más allá, por ello, siempre me llamo mucho la atención una teoría que nos habla de cómo los hombres antiguos consiguieron tener una mente poderosa a través del uso de plantas y hongos “mágicos”, la “hipótesis del mono dopado”.  Que ayudo a la evolución del homo sapiens y que quizás posteriormente nos ha sido de gran utilizad para comprender el complejo mundo en el que habitamos, y que los chamanes de diferentes partes del mundo de algún modo se beneficiaron y se siguen beneficiando.

El mono dopado.

El famoso «eslabón perdido» en la evolución humana se refiere a una especie de salto evolutivo, inexplicable para muchos científicos, que produjo a que un grupo de homínidos se desmarcara tajantemente del resto, mismo que, de acuerdo con la tradicional teoría evolucionista, eventualmente se convertiría en lo que hoy conocemos como la raza humana. Existen múltiples propuestas para explicar este fenómeno, una de las cuales fue planteada por el genial filósofo y etnobotánico Terence Mckenna en su teoría conocida como «The Stoned Ape» («El mono dopado»). En ella Mckenna propone a la psilocibina, la sustancia activa en los hongos alucinógenos y que pertenece a la clase de las triptaminas, como la principal responsable de este salto evolutivo. Según esa versión, uno de los grupos de homínidos consumió, buscando alimento, hongos alucinógenos. La consecuencia fue la aceleración en el desarrollo de la corteza cerebral, lo cual eventualmente derivó en el nacimiento del lenguaje, consagrándose así un salto neuroevolutivo.

Como bien señalo es una hipótesis, pero Bian Que tomaba “hierbas”, y los chamanes toman “hierbas”, que les dejan ir más allá, o quizás poder saltarse ciertas leyes de la lógica y pensar de una manera más sistémica y creativa, haciendo cosas que de forma ordinaria no se harían.

Pero como señale, este tratado trata sobre Yang Sheng Zhi Dao, y no sobre estados alterados de conciencia, sobre este tema ya vamos a un publicar una sorpresa.

Les comparto este gracioso trabajo.

 

¿Te gusta? ¡COMPARTE!

2 Comentarios

  1. Vicente Eulogio SOTELO VERGARAY

    EXCELENTE

    Responder
  2. Leonor Martinez Cadena

    Me gustatiac saber si en su campus puedo resivir formacion en medicina china, desde las bases hadta acompletar mi formacion en medicina china

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.